Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Resiste Covadonga

El Bautismo infantil

13 Mayo 2021 , Escrito por EliasBautistaLeónDeSanMarcos Etiquetado en #Catecismo, #Biblia, #Fe, #adoctrinamiento laicista, #catolicismo, #cristianismo, #evangelización, #religión, #teologia, #Bautismo

 

 

Todo cristiano sabe -o debiera saber- que el Bautismo es la puerta de la Salvación y de todos los demás sacramentos.

Sin Bautismo, simplemente no hay Salvación.

 

Después de demostrar la absoluta necesidad del bautismo en un post anterior, para aquellas sectas que lo niegan, toca hablar de otro tema polémico que está íntimamente relacionado.

 

Mucho se ha cuestionado el bautismo infantil principalmente con la excusa que el bautizando debe "entender" por qué se le bautiza.

Ante la razón que se da habitualmente de que los niños que mueren sin ser bautizados van al Infierno (en realidad al Limbo) oponen que "los niños no tienen pecados".

Pero obvian que lo que lava el Bautismo es la marca del Pecado Original, la,cual llevamos todos por nacimiento.

 

 

Antes del s. XX la mortandad infantil era muy alta (de hecho sigue habiendo un alto índice mundial, aún sin contar los abortos) y siendo como dice La Escritura que sin bautismo no hay salvación, obviamente nadie quería que su niño, que quizás moría en horas, se quedara sin ir al Cielo.

 

Dejando a un lado que un bebé tiene conSciencia (conciencia y consciencia son cosas diferentes) de muchas más cosas de las que creemos, incluso desde el vientre materno y consciencia de cosas que después a los adultos se nos escapan, nunca en Las Escrituras encontraremos un lugar donde prohíba bautizar a los bebés o donde diga que SOLO se bautizaban los adultos.

 

Los que pretenden negar la salvación a los bebés buscan que en sus "biblias" haya un "mandamiento" que lo ordene pero no entienden que no hace falta que esté mandado explícitamente para que sea de lógica y esté patente a lo largo del propio texto

 

Si recurrimos a La Biblia vemos que dice que cuando aparece S. Juan "salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán; Y eran bautizados de él en el Jordán, confesando sus pecados..."

(Mat. 3, 5-6) y aquí debemos ver que una cosa era el Bautismo con el que, borrando el Pecado Original, accedían a la posibilidad de salvarse que antes no tenían y otra cosa es confesar sus pecados, lo que era necesario para que fueran perdonados.

 

Cuando leemos "toda" significa toda. Es decir, no se dice que solo fueran hombres adultos. En ese "todo/a" entran obviamente mujeres, niños, ancianos e incluso los siervos.

 

Vamos a ver otro apoyo:

Al llegar a la ciudad de Filipos, en Macedonia, Pablo y Timoteo predicaron y se convirtió una mujer llamada Lidia que se bautizó "y su familia" (Hch.16, 15)

 

Cuando S. Pablo y Silas están presos y el carcelero les escucha y se convierte el texto sagrado dice: "a continuación se hizo bautizar con todos los suyos." (Hch. 16, 33)

 

Volvemos a insistir en que Las Escrituras, que no mienten en un punto dicen "todos" los suyos; no SOLO aquellos que "habían escuchado y comprendido la palabra" ni nada parecido.

 

Hay varios versículos más en que se demuestra que desde el principio se bautizó a todo el mundo incluyendo los niños.

 

Así mismo, podemos entenderlo mejor si sabemos que la Alianza Nueva y Eterna viene a sustituir a la Antigua.

 

Cuando Dios les dio a los judíos ese primer pacto, les ordenó la circuncisión y Abraham se circuncidó "de edad de 99 años, cuando Ismaél tenía 13 junto con todos los varones de su casa" pero la circuncisión se practica entre los judíos a los diez días de haber nacido.

 

En este "pacto" cruento basado en la sangre - sangre genital, como en otros pueblos paganos- y del cual quedaban excluidas las mujeres por razones obvias, tampoco se pide permiso.

 

Pero si el Nuevo Pacto, que tan solo pide nacer "del agua y del Espíritu" sí acepta a todo el mundo, más aún puede y debe hacerse a un bebé. Puesto que el "primer pacto" le marca en la carne de por vida y es solo para este mundo, mientras que del Bautismo depende el perdón de los pecados (primero el Original, después la posibilidad de ser perdonados los que pueda tener a lo largo de su vida), la Gracia santificante, la vida eterna del alma y el encuentro con Dios.

 

* * *

 

Desde el principio -este tema no es nuevo- apareció gente que quería negarle el bautismo a los niños bajo los pretextos antedichos. Incluso obviando el tema de que "deban haber escuchado y entendido el Evangelio" para poder ser bautizados muchos opinan que las personas deben decidir por ellas mismas si ser bautizadas, esto, claro está a una edad adulta.

 

Dejando a parte de que, como en cualquier otro conocimiento, si no hay una mínima instrucción religiosa, luego, de adulta, la persona no va a "tener tiempo" ni encontrar la necesidad de estudiar la religión, como tantos que no acaban los estudios y luego de adultos no pueden con el graduado. La mejor edad para aprender es indudablemente la infancia.

 

 

Después tenemos que la enseñanza religiosa incluye, no solo la parte espiritual, si no también un conjunto de normas, las cuales no te van a obligar a cumplir pero si no te has hecho a buenas costumbres, siempre se harán mal y a medias; con pocas ganas.

 

A la edad adulta -cuanto más mayor, peor- es dificil que nadie quiera que le "vengan a imponer" normas, nuevas obligaciones que "hasta ahora no ha necesitado".

 

Algunos, llevados por cierto predestinacionismo dicen que, si Dios te ha de llamar, te llamará igual; estés bautizado o no, estés catequizado o no.

Esto es una verdad a medias.

 

Hay muchos ejemplos en los que alguien fue llamado de forma especial pero por un lado hemos de ver que siempre hay una base, como en el caso de S. Agustín o de el beato Ramón Llull (Raimundo Lulio).

Por otro que Dios siempre respeta el Libre Albedrío que Él nos dio y que no va a obligar a nadie. Debe existir una inclinación, una voluntad personal, una búsqueda.

 

Para la necesidad y conveniencia del Bautismo se me ocurre una analogía con el carnet de conducir:

 

Si no te sacas el carnet, seguro que no vas a conducir, al menos no legalmente. Si no te lo sacas cuanto antes probablemente ya no te lo saques.

 

Pero si te sacas el carnet y lo haces lo más joven posible, aunque el hecho de tenerlo no garantiza que vayas a usarlo y tampoco que vayas a tener coche propio y mucho menos que vayas a ser un buen conductor prudente, y solo demuestra que has pagado por ello y has hecho unos exámenes que supuestamente te capacitan para usarlo, el caso es que lo tienes. Y con él, si añades una buena base, asimilando las normas de tráfico y sobre todo un mínimo de consciencia, el carnet te abre la puerta de otras capacidades y posibilidades, por ejemplo laborales.

 

Que luego lo uses o no, lo uses bien o lo uses mal; sí es decisión personal.

 

En este caso estamos hablando de un documento civil que se otorga a partir de la mayoría de edad legal y que solo sirve para una única función. Cuanto más importante será el Bautismo, que nos abre la puerta a la Vida Eterna y que a diferencia de las leyes humanas no depende de edades si no de almas.

 

 

El bautizo es el primer, y quizás el más grande regalo que los padres hacen a sus hijos. Y si algunos dicen que los padres no deberían decidir por sus hijos, debemos recordar que al principio los primeros cristianos se bautizaban por sus parientes fallecidos (1Cor. 15,29), a los cuales es aún más dificil pedirles opinión y aún más esperar a que sean ellos los que pidan el bautismo, que estudien el Evangelio o que alcancen una edad determinada.

 

Aunque esta práctica cayó rápidamente en desuso, tanto más cuanto se entendían las Verdades del Evangelio, podemos ver en ella como en la época que algunos llaman "cristianismo primitivo", se entendía que no era absolutamente necesario estar catequizado para recibir el sacramento que es puerta de todos los sacramentos y sin el cual no hay remisión de los pecados y por tanto no hay Salvación.

 

Dirán entonces algunos " Aquello era un error -por eso se abandonó esa práctica- y el bautismo infantil también lo es. Si se puede inferir que 'todos' incluía a los niños, entonces igualmente deberíamos meterlo en esas prácticas ".

Hay varias razones para entender que no es así: La práctica del bautismo por los muertos es vista por S. Pablo como una "peculiaridad" de algunos, de "los que" lo hacen. Es usada por S. Pablo solo para enfatizar la realidad de la resurrección a la iglesia de Corinto, aunque su manera de referirse a ese bautismo es más bien crítica; por contra, cuando se habla de aquellos que se convirtieron al cristianismo y se bautizaron ellos con sus familias, se hace desde un aspecto positivo, como algo que honra a Dios.

 

Así mismo, tanto Las Escrituras como la propia lógica nos indica que los difuntos ya no van a poder progresar espiritualmente y de igual forma que recibir un bautismo en cabeza ajena tampoco les aprovechará mucho; por contra el niño sí recibe directamente el bautismo y tiene por delante la posibilidad de toda una vida para asumir su identidad cristiana.

 

 

Los que niegan el bautismo a los niños, a sus propios hijos, cuadran a la perfección con la descripción "¡ni entran al Reino de los Cielos ni dejan entrar a nadie!

Es extraño que les queden dudas leyendo que el Señor dijo "dejad que los niños se acerquen a mí y no se lo impidáis porque de ellos es el Reino de Los cielos"

En ambas frases se habla claramente del Reino de los Cielos; en ambas reprende Jesús a los que quieren impedir a otros la entrada con pseudo-argumentos.

Los niños eran muy pequeños y molestos para acercarse a Jesús pero Él no los rechaza, al contrario.

¿Como puede ser que el Reino de los Cielos sea de los niños -y a la vez que los niños no deban ser bautizados- si nadie que no está bautizado puede entrar?

"Por su inocencia" -dirán algunos. "Porque Jesús dijo que el que quiera entrar debe parecerse a un niño" -dirán otros. "Eran niños mayores, no bebés" apuntarán algunos más.

Pero el caso es que Jesús dijo que se debe "nacer de nuevo" y esta comparación es con un bebé. Hay que volver a ser como un recién nacido, partiendo de cero. Y dijo que el que no nace del agua y del espíritu, no entra. La inocencia no es en este caso una llave "alternativa" por causa del Pecado Original.

 

Cualquiera que ponga en duda el bautismo infantil debería tener en cuenta al menos estas cosas y reflexionarlas con La Biblia en la mano y a la Luz del Espíritu Santo.

 

 

 

Laus Deo, Virginique Matri.

En la festividad de la Ascensión del Señor y la Virgen de Fátima.

 

 

 

 

[27/07/2020 20:52]

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post